Trucos para LIMPIAR las MANILLAS de tus puertas

Es común ver que con el paso del tiempo las cosas se van deteriorando. La madera se pudre, los metales se oxidan, la tela se rompe... Pero dentro de lo que cabe, tenemos que procurar hacer un buen uso y mantenimiento de nuestras pertenencias para que su vida útil dure más. Es por ello por lo que desde TiendaManilla queremos ofrecerte una serie de trucos para que sepas cómo alargar la vida de las manillas, pomos y picaportes que puedas tener en tus puertas.

MANILLAS PARA PUERTAS CON ACABADO DE BAÑO O BARNIZ

Para empezar, debes saber que hay dos tipos de limpieza en función del material que quieras limpiar. En un primer lugar están las manillas de Zamak, Aluminio, Latón o cualquier otro material a excepción del acero inoxidable. Normalmente estos materiales tienen un acabado en baño o barniz que cubre por encima al material inicial para hacer la manilla más vistosa y elegante en tu puerta. Estos acabados suelen ser superficiales y por ello sensibles a su limpieza con cualquier material típico de limpieza. Para limpiar estas manillas, pomos y picaportes lo más recomendable es que tan solo te valgas de un paño húmedo para limpiarlo. Cualquier material de limpieza con productos químicos podría corroer ese baño de barniz que tienen las manijas. 

MANILLAS PARA PUERTAS DE ACERO INOXIDABLE

En segundo lugar, están las manillas de acero inoxidable. Estas, necesitan de trucos diferentes para que se puedan limpiar. En principio, pasar un paño húmedo por encima de las manillas valdría para dejarlas igual de brillantes que antes. A pesar de todo, en ocasiones, el acero inoxidable puede crear una especie de manchas negras las cuales exija su limpieza una herramienta de tacto más duro. Nosotros lo que recomendamos es el uso de un estropajo un poco húmedo. Tan solo tendrías que frotar las zonas negras de la manija con cuidado y esta quedará como nueva. 

 Aquí os dejamos un pequeño video explicativa de como se limpian manillas con un resultado brillante. Espero que os sirva. 

 

SOLUCIONES A MANILLAS ESTROPEADAS

Una vez que se ha levantado el barniz de tu manilla, tendrías dos alternativas. En un primer lugar arreglarla dándole una nueva capa de barniz, aunque tendrías que ver si compensa económicamente, puesto que incurrirías en un coste probablemente superior a comprar un nuevo juego de manillas. Puedes consultar precios contactando directamente con nosotros.  En un segundo lugar tendrías la opción de consultar nuestro catálogo para comparar precios. Nuestras manillas tienen un barniz que ha pasado por un proceso de cocción de 200º. Esto hace que la capa superficial de nuestras manillas sea más cristalizada aun y por ello esté mejor adherida al material esencial y sea más resistente a la abrasión de productos químicos manteniendo el color y el brillo de el primer día que la compraste. Sin embargo, incluso para limpiar nuestras manillas, seguimos pensando que el mejor truco para cuidarlas es pasando un paño húmedo por encima.